Plomes, lentilles i previsió meteorològica

17 05 2013
Plomes, plomes i mes plomes, Juanjo Garra

Plomes, plomes i mes plomes, Juanjo Garra

Portem uns dies distrets amb les previsions meteorològiques. Anys enrere, quan ningú ens anunciava via satèl·lit si nevaria, faria sol o un vendaval de nassos en alçada, decidíem atacar el cim d’una muntanya per sensacions i emocions col·lectives. Be es cert que així ens anava!

Ara, les previsions ens tornen bojos. En un indret tant peculiar com l’Himàlaia, canvien sovint i no es fàcil fer-ne de la predicció una ciència exacta (si en un clima i entorn més controlat com es el de casa, ja donen certs errors…), es així que cada cop que rebem una comunicació de meteo, l’analitzem fil per randa. Com que no tenim prou, després l’anem a comparar amb la predicció de l’expedició polonesa per intentar fer-ne de les dues una de bona (o aquest es el convenciment que tenim) per determinar el definitiu atac a cim.

Sense pretendreu, la nostra expedició s’ha convertit en el pal de paller de la resta de grups del camp base. Ens sentim observats i som la referència alhora de prendre les decisions. Teníem previst l’atac a cim del 16 al 19 de maig, però dues coses ens van fer tirar enrere la decisió, per una banda la lògica observació de les fumeroles de neu que provocaven les rufes de vent en alçada, i un sms de darrera hora de la tarda  del 15 en que ens deien que la suposada bonança climatològica es quedava descansant en alguna vall propera.

Reunió de darrera hora a la nit amb Indis i Japonesos  i restava ajornada  la sortida. El sherpa de l’expedició japonesa tenia l’encàrrec de comunicar-ho als polonesos, el seu camp base està a tocar. No sabem per quina raó aquesta contraordre no es va fer efectiva.

A les tres de la matinada del dia 16, escoltem entre somnis, com els polonesos fora de la tenda estan intentant despertar-nos. Es evident que l’encàrrec no va arribar. A l’instant érem tots reunits enmig de la gelera, algun badall, cel estelat, fred a dojo i uns més vestits que altres per l’ocasió! Un cop escoltada la nostra versió per la que hem decidit ajornar l’atac, els polonesos  entre dubtes i alguna discussió, decideixen tornar al seu camp base.

Son gairebé ¾ de 4 de la matinada, ràpidament, entro a la meva tenda, tinc el fred als ossos, em llanço directament sobre del sac,  primer peus i cames dintre, després el tronc superior. Quan d’un fort impuls des de dintre amb el colze acompanyo la part de dalt del sac per tancar la cremallera, descobreixo que alguna cosa desagradable ha succeït. Tinc introduït colze i avantbraç dintre de l’ànima del sac de dormir, la boca plena de plomes i estic estossegant.  No em pot estar passant això ara! Amb molt de tacte busco el frontal, efectivament hi ha trencada la part interior  del sac, uns 30 cm, tota la tenda es una festa de la ploma ingràvida. Si això no es poc, amb la cara feta un plomall, he donat per perduda una lentilla. Sense moure’m gaire per evitar un major escampall, tot i  guerxo, busco com puc l’esparadrap de la farmaciola per tancar la fuga, fa molt fred i aquest s’ha declarat en rebel·lia: no pega! Surto del sac com puc, corro la cremallera i em tapo amb tot el que tinc i m’estiro a sobre a esperar les primeres llums del dia.

Poder caldrà fer la inversió en un altre sac de dormir. A aquest li tinc molt de carinyo. Un apreci especial. Es part de la meva vida alpinística. Em fa cert pudor reconèixer que el tinc des de l’any 1991, estrenat  a l’expedició del Broad Peak que vàrem fer amb l’Araceli Segarra. Ara, ja fa anys el porto tant sols als camps bases. Malgrat la meva insistència i la bona voluntat de la meva mare de ficar-li pedaços, veig que no ha estat suficient!

CASTELLANO

Plumas, lentillas y previsión meteorológica

Llevamos unos días distraídos con las previsiones meteorológicas. Años atrás, cuando nadie nos anunciaba vía satélite si nevaría, haría sol o un vendaval de narices en altura, decidíamos atacar la cima de una montaña por sensaciones y emociones colectivas. Bien es cierto que así nos iba!
Ahora, las previsiones nos vuelven locos. En un lugar tan peculiar como el Himalaya, cambian a menudo y no es fácil hacer de la predicción una ciencia exacta (si en un clima y entorno más controlado como es el de casa, ya dan ciertos errores …),  así que cada vez que recibimos una comunicación de meteo, la analizamos punto por punto. Como no tenemos suficiente, después la vamos a comparar con la predicción de la expedición polaca para intentar hacer de las dos una buena (o éste es el convencimiento que tenemos) para determinar el definitivo ataque a cima.
Sin pretenderlo, nuestra expedición se ha convertido en el eje del resto de grupos del campo base. Nos sentimos observados y somos la referencia al la hora de tomar las decisiones. Teníamos previsto el ataque a la cima del 16 al 19 de mayo, pero dos cosas nos hicieron echar atrás la decisión, por un lado la lógica observación de las fumarolas de nieve que provocaban las rafagas de viento en altura, y un sms de última hora en tarde del 15 en que nos decían que la supuesta bonanza climatológica se quedaba descansando en algún valle cercano.
Reunión de última hora por la noche con Indios y Japoneses y quedaba aplazada la salida. El sherpa de la expedición japonesa tenía el encargo de comunicarlo a los polacos, su campo base está cerca. No sabemos por qué razón esta contraorden no se hizo efectiva.
A las tres de la madrugada del día 16, escuchamos entre sueños, como los polacos fuera de la tienda están intentando despertarnos. Es evidente que el encargo no llegó. Al instante estábamos todos reunidos en medio del glaciar, algún bostezo, cielo estrellado, frío a raudales y unos más vestidos que otros para la ocasión! Una vez escuchada nuestra versión por la que hemos decidido aplazar el ataque, los polacos entre dudas y alguna discusión, deciden volver a su campo base.
Son casi las 5 menos cuarto de la madrugada, rápidamente, entro en mi tienda, tengo el frío metido en los huesos, me lanzo directamente encima del saco, primero los pies y piernas dentro, luego el tronco superior. Cuando de un fuerte impulso desde dentro con el codo acompaño la parte de arriba del saco para cerrar la cremallera, descubro que algo desagradable ha sucedido. Tengo introducido codo y antebrazo dentro del alma del saco de dormir, la boca llena de plumas y estoy tosiendo. No me puede estar pasando esto ahora! Con mucho tacto busco el frontal, efectivamente está rota la parte interior del saco, unos 30 cm, toda la tienda es una fiesta de la pluma ingrávida. Por si esto no fuera poco, con la cara hecha un plumero, he dado por perdida una lentilla. Sin moverme mucho para evitar una mayor dispersión, aunque bizco, busco cómo puedo el esparadrapo del botiquín para cerrar la fuga, hace mucho frío y éste se ha declarado en rebeldía: no pega! Salgo del saco como puedo, corro la cremallera y me tapo con todo lo que tengo y me tumbo encima a esperar las primeras luces del día.
Quizás habrá que hacer una inversión en otro saco de dormir. A éste le tengo mucho cariño. Un aprecio especial. Es parte de mi vida alpinista. Me da cierto pudor reconocer que lo tengo desde el año 1991, estrenado en la expedición al Broad Peak que hicimos con Araceli Segarra. Ahora, ya hace años que lo llevo sólo a los campos base. A pesar de mi insistencia y la buena voluntad de mi madre de ponerle parches, veo que no ha sido suficiente!


Accions

Information

6 responses

25 05 2013
Kechu 8.611

Mucho ánimo. La gran comunidad montañera estamos junto a vosotros. Un abrazo enorme!!!!

18 05 2013
Fina

Finalment en sabem res de la lentilla?

18 05 2013
Miquel

Ara ha acabat el partit de la final de la Copa del Rei i la guanya el Atletico al Reialisimmmmm Madriddddd per 2-1 ………jajajajaja tinc un disgust jajajajaja que passis una bona nit

18 05 2013
Fina

Miquel, m’encanten les teves cròniques esportives!

17 05 2013
estelita

“Cuando estamos en lo alto, somo capaces de ver todo pequeño. Nuestras glorias y nuestras tristezas dejan de ser importantes.
Aquello que conquistamos o perdemos queda abajo.
Desde lo alto de la montaña, tú ves como el mundo es grande y los horizontes, anchos”
Paulo Coelho.

Un besito de bona nit muuuuuuuua!!!!!!!

17 05 2013
Enric

Sempre pots ficar-hi pegatines de La Paeria,! Que un bon rpedaç de la mare, sempre es insuperable. M’ imagino la cara dels desinformats plantats al voltant de les altres tendes, tot sols esperant que collonuskofcs fan aquestos.,I el polac del sud donant les noticies…😉.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s




%d bloggers like this: